Conoce todos los detalles sobre la futura torre de control del AISL

Conoce todos los detalles sobre la futura torre de control del AISL

El Aeropuerto Internacional de Santa Lucía se caracterizará por su practicidad y funcionalidad, además de ser moderno y sustentable, es por esta razón que todas las obras que se realizan en este momento en la Base Aérea 1 de la SEDENA están supervisadas por los ingenieros militares que se apegan a cumplir con su misión, siempre con la mejor calidad y materiales posibles.

La torre de control de un Aeropuerto es, quizá, una de las partes más importantes del mismo, pues este será el punto donde todas las operaciones sean registradas y todos los datos se le den a las aeronaves para despegar o aterrizar con toda la seguridad necesaria.

Diseño de la Torre de Control del Aeropuerto de Santa Lucia

La torre de control de Santa Lucía se ha diseñado con modelos matemáticos que consideran que México, en especial la zona centro, está en una zona de alta sismicidad, por lo cual será construida para mitigar las vibraciones eólicas y los desplazamientos que podría provocar un sismo.

Se han seguido los manuales de Obras Civiles de la CFE y Normas Técnicas Complementarias de Diseño de la CDMX, además de estudios en túneles de viento para obtener datos como coeficientes de arrastre y efectos dinámicos por vórtices.

El diseño se tiene pensado para que los pilotos y controladores aéreos tengan la mayor comodidad, dentro de la torre se tendrá una vista completa de 360 grados, lo que les permitirá ver la totalidad del aeropuerto.

Adicional a ello, el recubrimiento de la torre tendrá un acabado mate para evitar los reflejos del sol, los cristales estarán instalados con una inclinación de 18 grados para que no existan reflejos de la luz solar que pueda distraer a los pilotos.

La base de la torre de control de Santa Lucía será de 9968.03 m2, constará de fuste, área administrativa, área académica, de recreación, una subestación eléctrica y planta de emergencia para que no se deje de operar en ningún momento, además contará con estacionamiento para hasta 70 vehículos, áreas verdes y casetas de vigilancia.

El diseño de la torre de control de Santa Lucía estará inspirado en nuestras raíces prehispánicas, pues el fuste tendrá la forma de un Macuahuitl, un arma de ataque y la base la forma de un Chimalli, un escudo tradicional, ambos de las culturas mesoamericanas.

Comparte el artículo

This Post Has One Comment

Leave a Reply