El aeropuerto internacional de la Ciudad de México ha alcanzado su límite

El aeropuerto internacional de la Ciudad de México ha alcanzado su límite

El Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), el más importante del país por la cantidad de pasajeros movilizados, no abrirá nuevos vuelos o más frecuencias en las rutas que ya operan las aerolíneas en el aeropuerto.

“Si los operadores internacionales vienen y quieren volar en horarios saturados, no podrán, si quieren poner más frecuencias en un vuelo doméstico, no podrán; entonces, nuestro papel es marcar el “tamaño del campo” desde el punto de vista operativo. Todos se nos ha acabado ”, advirtió Rodrigo Vásquez Colmenares, director general de la Agencia Federal de Aviación Civil (AFAC).

Durante 2019, el aeropuerto Benito Juárez recibió 50.308.490 pasajeros nacionales e internacionales, una cifra que marcó el punto de saturación máxima de las instalaciones aéreas del país.

Por lo tanto, el jefe de política de aviación civil en el país informó que el aeropuerto alcanzó su límite y comenzará una ‘racionalización de los horarios de franjas horarias’, despegue y aterrizaje, que buscará aliviar la saturación actual, para distribuir el crecimiento de pasajeros en otros aeropuertos, como Toluca o Guadalajara.

“Estamos en una condición de saturación real, que no es una condición de la terminal, sino del aire, donde el crecimiento en el aeropuerto está totalmente bloqueado e implementaremos medidas de racionalización de las tragamonedas, ahora, la implicación de que esto tiene será diferente para cada aerolínea, porque cada una tendrá que tomar sus propias decisiones ”, explicó Vásquez.

En ese sentido, el gobierno tiene el poder de intervenir en la distribución de las horas de operación en el AICM y decidir bajo qué condiciones una aerolínea podrá mantener sus espacios en los que opera actualmente.

Sin embargo, el director general de la AFAC dijo que esto se está analizando en conjunto con las aerolíneas, que deberán analizar en qué aeropuerto concentrarán su crecimiento, lo que, en la industria de las aerolíneas, es entre 4 y 5 por ciento anual, lo que significa que cada año el AICM recibe 2 millones de pasajeros adicionales.

El secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, junto con Andrés Manuel López Obrador, han indicado que el objetivo es reducir el número de pasajeros transportados en el AICM a 45 millones, mientras se mejoran sus instalaciones.

Vásquez agregó que, en términos de costos, las aerolíneas están gastando hasta un 16 por ciento más en combustible debido a la espera del despegue desde el aeropuerto “Benito Juárez”.

Por lo tanto, la salida de algunos vuelos o la creación de otros en aeropuertos alternativos permitiría, especialmente a compañías de bajo costo como Viva Aerobus y Volaris, evitar gastos artificiales para aumentar sus márgenes de ganancia.

¿Cuáles son las opciones?

Vásquez dijo que por ahora la única opción para las aerolíneas en el centro del país es el Aeropuerto Internacional de Toluca, donde las aerolíneas buscarán analizar la apertura de nuevas rutas, mientras se completa el aeropuerto en Santa Lucía.

“Ya hay aerolíneas que se han acercado a Toluca, la condición real es el análisis, la tentación de imponer una decisión es grande, pero creemos que eso no sucederá, nosotros como Estado tenemos la posibilidad de tomar decisiones, lo cual creemos conveniente desde el punto operacional ”, dijo Vásquez Colmenares.

En los últimos días, el director general del aeropuerto de Toluca, Luis Bertrand Rubio, le dijo a El Financiero que, aunque no alentarían los vuelos al aeropuerto, para fines de año llegarían a 2 millones de pasajeros, una cantidad que el aeropuerto de la ciudad de México no podrá soportar.

Otra opción para las aerolíneas es el aeropuerto de Guadalajara, que el año pasado manejó 14 millones 846 mil pasajeros y se espera que duplique su capacidad con una segunda pista y un edificio terminal adicional. Se espera que esto aumente el flujo de pasajeros en un 40 por ciento en los próximos cinco años.

“Queremos absorber a los pasajeros que pasan por la Ciudad de México hoy sin tener nada que hacer allí”, dijo Raúl Revuelta, director general del Grupo Aeroportuario del Pacífico en una entrevista.

Por otro lado, Tijuana es otra opción a la que las aerolíneas podrían recurrir en vista de la restricción de las autoridades para operar nuevas rutas en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

El director general del Grupo Aeroportuario del Pacífico dijo que el objetivo del aeropuerto ubicado en la frontera norte del país es convertirse en un centro de distribución con Asia, un continente con el que México ha estado prácticamente aislado, de manera directa, debido a la cancelación del vuelo de Aeroméxico a Shanghai y la suspensión temporal, hasta noviembre, de las operaciones de Hainan Airlines.

Fuente: www.theyucatantimes.com

Comparte el artículo

Leave a Reply