Torre de Control del AIFA preparada para sismos

Torre de Control del AIFA preparada para sismos

El Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles se encontrará a cerca de 46 km del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, esto quiere decir que estará dentro de la zona metropolitana del Valle de México y, es importante recordar que todo el país, pero en especial la parte centro, se encuentra en una zona de alta sismicidad.

Es importante para cualquier construcción, pero en especial para un aeropuerto, garantizar la seguridad de todos los edificios en caso de que se presente un evento sísmico de alta intensidad, esto no será la excepción en el Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles.

Especificaciones de la Torre de Control del AIFA

La Torre de Control del AIFA tendrá una altura de 88 metros y tendrá un costo de $980´000,000 mxn, y se construirá en 18 meses, al mes de junio de 2020 ya se ha terminado con el colado de la base que tiene una superficie de 9968.03 m2 y se está instalando ya la super estructura del fuste.

El diseño estructural de la torre de control se realizó mediante la comparación de modelos matemáticos lineales y no lineales, considerando los efectos de sintonizadores de masas y disipadores sísmicos con el fin de mitigar las vibraciones eólicas y los desplazamientos provocados por un eventual sismo, también se realizaron los estudios en túnel de viento para obtener coeficientes de arrastre, coeficientes de presión local y efectos dinámicos por vórtices.

El fuste de la torre de control del AIFA se desplanta sobre un cajón de cimentación con planta dodecagonal de 4.00 m de peralte y 60.00 m de diámetro, la super estructura se diseño con perfiles de acero de grado 50, que materializan 6 armaduras perimetrales y 6 radiales.

Tecnología antisismos y diseño de la torre de control del AIFA

Se monitoreará permanentemente el fuste de la torre de control mediante acelerógrafos para verificar su desempeño durante eventos sísmicos y validar su seguridad estructural, así como analizar los efectos provocados por las ráfagas de viento.

En el diseño de la torre de control se siguieron las recomendaciones de sismo y viento del Manual de Obras Civiles de la CFE y las Normas Técnicas Complementarias de Diseño del Distrito Federal.

En la parte superior de la torre de control se encontrarán las cabinas y áreas técnicas, el fuste tendrá forma hexagonal y llegando a la terraza se desenvuelve en forma de dodecágono, esto permitirá una vista total de 360 grados para vigilar todo el aeropuerto.

El fuste tendrá un recubrimiento ligero en color mate para evitar posibles reflejos de la luz del sol que podrían molestar a los pilotos de las aeronaves, así mismo, los cristales de la cabina de control tendrán una inclinación de 18 grados para evitar también los reflejos del sol.

Tanto la torre de control como la terminal de pasajeros contará con disipadores sísmicos que evitarán los desplazamientos horizontales que podría causar un sismo, esto ayudará a mantener las construcciones estables y funcionales incluso durante el evento sísmico.

Comparte el artículo

This Post Has 2 Comments

Leave a Reply