Transportistas buscan afectar el trabajo del nuevo Aeropuerto Felipe Ángeles

Transportistas buscan afectar el trabajo del nuevo Aeropuerto Felipe Ángeles

Este 13 de Enero en la Ciudad de México y el Estado de México, hubó bloqueos ausando caos vial en varios puntos de acceso a la capital del país debido a que sindicatos están en contra de la construcción del nuevo Aeropuerto de Santa Lucía.

La Secretaría de la Defensa Nacional informa a la opinión pública que se han llevado a cabo reuniones con los representantes de las agrupaciones de la Confederación de Sindicatos Unidos por la Transformación de México y transportistas locales,  estableciéndose como punto de acuerdo que la Confederación trasladará dos terceras partes, mientras que las organizaciones locales una tercera parte de los materiales del predio de Texcoco a un depósito ubicado en el exterior del Campo Mil. No. 37-D, Santa Lucía, Edo. Méx., como estrategia para salvaguardar las instalaciones militares en donde se alojan unidades del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos, depósitos y almacenes y escuelas militares, que en su conjunto son consideradas de seguridad nacional.

Con esta fecha, los integrantes de la Confederación de Sindicatos Unidos por la Transformación de México llevaron a cabo bloqueos en la autopista México-Pachuca, así como una manifestación en la Plaza de la Constitución de la Ciudad de México, demandando el pago de las cuotas del acarreo del material de Texcoco al Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles; al respecto, los miembros de esta agrupación sindical, generaron diversas excusas para no generar las facturas para el pago de los acarreos y de manera voluntaria decidieron no recibir el pago por los servicios prestados, como medida de presión para favorecer sus intereses.

Labor de excelencia

En la construcción del aeropuerto General Felipe Ángeles, en la base aérea de Santa Lucia no hay espacios ni vocación para la corrupción. Cada paso, cada compra que se hace tiene controles y controles y controles internos. A eso hay que agregar la intencional supervisión civil. Se trata de la obra del sexenio, en un gobierno de honestidad cantada, de austeridad proclamada.
Los ingenieros militares no quieren otra cosa que hacer su trabajo que es, precisamente, construir. No les gusta la política ni los reflectores, al general Vallejo menos que a cualquiera de sus subordinados.

En ese sentido, la SEDENA ratifica el compromiso de transparencia y combate a la corrupción en todas las actividades que realice el Gobierno Federal, así como mantener la legalidad en el proceso constructivo de esta obra, velando y salvaguardando los recursos del pueblo de México.

Comparte el artículo

Deja un comentario

Cerrar menú